Skip to content
Acertar con los premios
Publicado por Miguel Ángel Collado Yurrita 
el 13 de junio de 2022
Juan Ignacio de Mesa

Publicado en La Tribuna de Toledo el 13 de junio de 2022

Por Miguel Ángel Collado. Fotografía de Juan Ignacio de Mesa

En el siglo XVIII el jurista italiano Giacinto Dragonetti publicó una breve obra que, según sus estudiosos, el editor de la misma decidió titular ‘De las virtudes y los premios’ como contrapunto o, más bien, como dijera Benedetto Croce, complemento del muy conocido ‘De los delitos y de las penas’ de Beccaria, aparecido un par de años antes.
La obra nos sitúa frente a la importancia y el significado de los premios que reconocen comportamientos virtuosos de los ciudadanos, es decir, aquellas actuaciones de determinadas personas que van más allá de sus deberes cívicos. Esto es algo que la sociedad y las instituciones a través de las cuales se articula y desenvuelve deben practicar por, al menos, dos razones. El agradecimiento y reconocimiento públicos a quienes se lo merecen por su comportamiento generoso y beneficioso para los demás, en primer lugar; pero además de esta hay una segunda razón para hacerlo, una razón pedagógica, ponerlos de ejemplo y estímulo para los demás en cuanto «no es la virtud otra cosa que un generoso conato de toda ley que nos conduce a procurar el bien de los demás. Ella tiene por objeto dos extremos: de una parte, el sacrificio que hace el hombre virtuoso y, de otra, la utilidad que resulta al público».
Frente a decisiones como las que habían tomado muchos emperadores, por ejemplo, Cómodo y Heliogábalo quienes recompensaban a quienes lo merecían menos, persuadidos de que las virtudes debían estar sujetas a sus caprichos, el autor de ‘De las virtudes y los premios’ destaca la importancia del justo reconocimiento del mérito como instrumento para el progreso de la sociedad. Esto cobra mayor relieve proyectado sobre la educación y su contexto. Por ello, Bernardo Tanucci, a la sazón ministro ilustrado del Reino de Nápoles, encomendó a Dragonetti la misión de reformar el sistema educativo cuyo proyecto inédito pasaba por convertir el centro educativo en el núcleo motor de un modelo de convivencia cuyo signo de identidad sea la virtud.
Siendo esto así, resulta inexcusable que la concesión de premios sea acertada en número y en premiados. Una inflación de premios los devalúa, pero más grave es el fallo en el fallo del otorgante. Los premios son algo intrínsecamente diferente a los incentivos. Los primeros reconocen un comportamiento altruista dirigido al bien común mientras que los segundos tienen una dimensión privada y premian una actitud que responde a un interés primeramente individual, aunque pueda también contribuir al interés común.
En la valoración que decida el otorgamiento de los premios por valores, comportamientos o actuaciones cívicos o sociales es preciso encontrar una proporción precisa entre los méritos y los premios que se conceden, mediante una valoración de conjunto que contrapese virtudes y deméritos de los premiados en orden a evitar el error de despreciar a los benefactores de la sociedad o institución de que se trate así como el más grave  de recompensar injustamente a quienes no lo merecen realmente por el conjunto de sus  comportamiento, más allá de estar al abrigo del poder porque, como dice Dragonetti,  «se daña más equivocando las recompensas que suprimiéndolas».
En términos similares se expresaba Jiménez de Asúa preocupado porque toda recompensa sea objeto de un juicio contradictorio para «prevenir la prodigalidad y los otros abusos, por los cuales el valor de las recompensas se degrada».  Los premios honoríficos no debieran ser moneda de cambio para retribuir favores o lograr adhesiones clientelares sino un estímulo y agradecimiento que reconozcan comportamientos muy relevantes o trayectorias ejemplares de quienes se han hecho acreedores de ellos.

Entradas Recientes

El cardenal ilustrado: 300 años del nacimiento de Lorenzana

26 de septiembre de 2022

Presentación del libro «El hombre de Montiel», de Antonio Rodríguez Huéscar, por José María Barreda

9 de julio de 2022

La academia del saber y la experiencia al servicio de todos

9 de julio de 2022

Intervención Autoridades – Pleno de Fundación de la Academia de las Ciencias Sociales y Humanidades

9 de julio de 2022

Sesión Constitutiva del Pleno de Fundación de la Academia de las Ciencias Sociales y Humanidades

9 de julio de 2022

Raimundo Drudis, el director (1930-2022)

7 de julio de 2022

Paisaje cultural, literario y patrimonio territorial como destino turístico en la comarca de La Mancha

18 de junio de 2022
13 de junio de 2022

Acertar con los premios

13 de junio de 2022

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acertar con los premios

Los datos de carácter personal obtenidos a través del sitio web www.uclm.es serán tratados conforme al REGLAMENTO (UE) 2016/679 DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 27 de abril de 2016, relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos y por el que se deroga la Directiva 95/46/CE (Reglamento general de protección de datos), a la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales, y al Código de Conducta de Protección de Datos de Carácter Personal de la Universidad de Castilla-La Mancha. Asimismo, se adoptan las medidas de índole técnica y organizativa necesarias para garantizar la seguridad de los datos personales tratados.

 

Responsable del tratamiento

La Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), CIF Q1368009E, en el ámbito de sus competencias, presta el servicio público de la educación superior, mediante la docencia y el estudio, la investigación, la transferencia de conocimiento a la sociedad, la difusión de la cultura y la extensión universitaria.

Para la consecución de estos fines, se necesita obtener de los interesados datos de carácter personal y tratarlos de forma confidencial, quedando incorporados a la actividad de tratamiento de la UCLM que en cada caso corresponda.

Los interesados pueden consultar la relación actualizada de las actividades de tratamiento que la UCLM realiza.

 

Delegado de protección de datos

La UCLM ha nombrado a un delegado para la protección de los datos personales, quien, además de asesorar al responsable del tratamiento, supervisar el cumplimiento de la normativa reguladora de esta materia y ser el punto de contacto con la Agencia Española de Protección de Datos, tiene la función de facilitar a los interesados el ejercicio de los derechos que les asisten. Sus datos de contacto son:

Universidad de Castilla-La Mancha

Campus de Albacete

Plaza de la Universidad nº 2, 02071-Albacete

Correo electrónico: proteccion.datos@uclm.es

 

Finalidad de los tratamientos

La finalidad de los tratamientos de datos personales que realiza la UCLM se pueden consultar en el registro de actividades de tratamiento.

 

Base jurídica de los tratamientos

La UCLM tratará los datos personales para la prestación del servicio público de la educación superior, para la prestación de otros servicios relacionados con este fin y para el cumplimiento de obligaciones legales. Asimismo, podrá tratar datos cuya finalidad requiera el consentimiento informado del interesado, quien habrá de prestarlo mediante una clara acción afirmativa.

Se puede consultar la base jurídica de los tratamientos que realiza la UCLM en el registro de actividades de tratamiento.

 

Conservación de los datos personales

Los datos personales que trata la UCLM se conservarán durante el tiempo necesario para cumplir con la finalidad para la que fueron obtenidos, pudiéndose conservar también para la resolución de las posibles responsabilidades que se pudieran derivar de su tratamiento y con fines de archivo administrativo.

Se puede consultar el plazo de conservación de los datos personales en el registro de actividades de tratamiento.

 

Comunicación de los datos personales

Como regla general, los datos personales no se comunicarán a terceros sin el previo consentimiento de los interesados, salvo que exista una obligación legal y en los supuestos regulados en el artículo 13 del Código de conducta de protección de datos personales en la Universidad de CastillaLa Mancha.

Se puede consultar las comunicaciones de datos personales que realiza la UCLM en el registro de actividades de tratamiento.

 

Procedencia de los datos

Salvo excepciones, los datos personales son facilitados por los propios interesados o sus representantes.

Se puede consultar la procedencia de datos personales que trata la UCLM en el registro de actividades de tratamiento.

 

Derechos de los interesados

Los interesados pueden ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y limitación al tratamiento, y a la portabilidad de sus datos personales, a la oposición a su tratamiento y, en su caso, a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, dirigiendo un escrito al Delegado de Protección de Datos de la UCLM, a la dirección de contacto arriba indicada, acompañando una copia del DNI o documento equivalente que acredite su identidad.

Asimismo, los intersados tienen derecho a presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, a través de su dirección postal en la calle Jorge Juan nº 6, 28001-Madrid, o a través del siguiente enlace a su sede electrónica.

Suscripción a nuestro boletín

Rellena este formulario para recibir nuestras noticias directamente en tu email.