Skip to content
Contra la peste
Publicado por Luis Arroyo Zapatero 
el 23 de septiembre de 2021
Foto: Victor Corral

No podemos hacernos idea de lo que serían las pestes en el tiempo antiguo, sin televisión que presentara los estragos de la enfermedad, sin las “primeras” de los periódicos, sin el soniquete irredento de las mil radios y con pleno desconocimiento científico de las raíces del mal. Pero sí sabemos que las pestes o las epidemias han servido para que unos ajusten cuentas sobre otros y para que afloren los peores instintos de los seres humanos, dejando a salvo naturalmente a los héroes solidarios que se han entregado siempre a ayudar al prójimo, los justos que nos salvan a todos.Las pestes sirvieron para ajustar las cuentas a los judíos, siempre más trabajadores que los hidalgos de todas partes. En el relato de Manzoni sobre la Historia de la columna infame sirvió la peste para combatir al poder español en Milán y hemos conocido los contemporáneos muy bien cómo se utilizó la crisis del sida para combatir la moderna libertad de costumbres, aunque se llevan por delante a las víctimas de las castas transfusiones de sangre.

La crisis del coronavirus ha dado ya pie a comportamientos indeseables. El primero son las aperturas con trompetas y tambores de buena parte de los telediarios que no se sabe bien si se alimentan más de la sangre que del dinero que proporciona el incremento de las audiencias. También comportamientos individuales depredadores, como el saqueo de las cajas de mascarillas de algún hospital, poniendo en peligro a quienes ya los necesitan por otras razones. Por fortuna, no se ha llegado aquí a escenas trágicas y miserables como la de las gentes en Ucrania apedreando la comitiva de sus propios paisanos y evacuados de Wuján.

Estos fenómenos ponen a prueba a las administraciones, tanto a los qué están al frente de ellas como a los que lo estuvieron antes y dejaron las cosas bien o mal organizadas. Recuérdese la malísima crisis del ébola en Madrid, que puso en claro que la administración central de entonces había medio desmontado lo único bueno que había dejado el sida: el Instituto de salud Carlos III, como estado mayor completo de prevención y lucha contra las enfermedades infecciosas.

Resulta muy satisfactorio que las máximas autoridades actuales den la cara, tanto de la administración central como de las autonómicas y expliquen el asunto correctamente y generando tranquilidad en vez de alarmas. Además, no han aflorado disputas políticas territoriales en el asunto y el coronavirus no es culpa de ninguna “nacionalidad”, ni siquiera de la China.

El comportamiento de las autoridades sanitarias es merecedor de plena confianza de los ciudadanos y estos y los medios de comunicación deben cooperar legalmente sin alarmismo ni estridencias. Y, ojo, las fakenews ya están ahí. Habría que aprovechar y alumbrar esos fenómenos que deben ser combatidos severamente, pues dejan a la sociedad inerme y sin anticuerpos.

Publicado en La Tribuna de Ciudad Real

Entradas Recientes

El cardenal ilustrado: 300 años del nacimiento de Lorenzana

26 de septiembre de 2022

Presentación del libro «El hombre de Montiel», de Antonio Rodríguez Huéscar, por José María Barreda

9 de julio de 2022

La academia del saber y la experiencia al servicio de todos

9 de julio de 2022

Intervención Autoridades – Pleno de Fundación de la Academia de las Ciencias Sociales y Humanidades

9 de julio de 2022

Sesión Constitutiva del Pleno de Fundación de la Academia de las Ciencias Sociales y Humanidades

9 de julio de 2022

Raimundo Drudis, el director (1930-2022)

7 de julio de 2022

Paisaje cultural, literario y patrimonio territorial como destino turístico en la comarca de La Mancha

18 de junio de 2022
13 de junio de 2022

Acertar con los premios

13 de junio de 2022

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Contra la peste

Los datos de carácter personal obtenidos a través del sitio web www.uclm.es serán tratados conforme al REGLAMENTO (UE) 2016/679 DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 27 de abril de 2016, relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos y por el que se deroga la Directiva 95/46/CE (Reglamento general de protección de datos), a la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales, y al Código de Conducta de Protección de Datos de Carácter Personal de la Universidad de Castilla-La Mancha. Asimismo, se adoptan las medidas de índole técnica y organizativa necesarias para garantizar la seguridad de los datos personales tratados.

 

Responsable del tratamiento

La Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), CIF Q1368009E, en el ámbito de sus competencias, presta el servicio público de la educación superior, mediante la docencia y el estudio, la investigación, la transferencia de conocimiento a la sociedad, la difusión de la cultura y la extensión universitaria.

Para la consecución de estos fines, se necesita obtener de los interesados datos de carácter personal y tratarlos de forma confidencial, quedando incorporados a la actividad de tratamiento de la UCLM que en cada caso corresponda.

Los interesados pueden consultar la relación actualizada de las actividades de tratamiento que la UCLM realiza.

 

Delegado de protección de datos

La UCLM ha nombrado a un delegado para la protección de los datos personales, quien, además de asesorar al responsable del tratamiento, supervisar el cumplimiento de la normativa reguladora de esta materia y ser el punto de contacto con la Agencia Española de Protección de Datos, tiene la función de facilitar a los interesados el ejercicio de los derechos que les asisten. Sus datos de contacto son:

Universidad de Castilla-La Mancha

Campus de Albacete

Plaza de la Universidad nº 2, 02071-Albacete

Correo electrónico: proteccion.datos@uclm.es

 

Finalidad de los tratamientos

La finalidad de los tratamientos de datos personales que realiza la UCLM se pueden consultar en el registro de actividades de tratamiento.

 

Base jurídica de los tratamientos

La UCLM tratará los datos personales para la prestación del servicio público de la educación superior, para la prestación de otros servicios relacionados con este fin y para el cumplimiento de obligaciones legales. Asimismo, podrá tratar datos cuya finalidad requiera el consentimiento informado del interesado, quien habrá de prestarlo mediante una clara acción afirmativa.

Se puede consultar la base jurídica de los tratamientos que realiza la UCLM en el registro de actividades de tratamiento.

 

Conservación de los datos personales

Los datos personales que trata la UCLM se conservarán durante el tiempo necesario para cumplir con la finalidad para la que fueron obtenidos, pudiéndose conservar también para la resolución de las posibles responsabilidades que se pudieran derivar de su tratamiento y con fines de archivo administrativo.

Se puede consultar el plazo de conservación de los datos personales en el registro de actividades de tratamiento.

 

Comunicación de los datos personales

Como regla general, los datos personales no se comunicarán a terceros sin el previo consentimiento de los interesados, salvo que exista una obligación legal y en los supuestos regulados en el artículo 13 del Código de conducta de protección de datos personales en la Universidad de CastillaLa Mancha.

Se puede consultar las comunicaciones de datos personales que realiza la UCLM en el registro de actividades de tratamiento.

 

Procedencia de los datos

Salvo excepciones, los datos personales son facilitados por los propios interesados o sus representantes.

Se puede consultar la procedencia de datos personales que trata la UCLM en el registro de actividades de tratamiento.

 

Derechos de los interesados

Los interesados pueden ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y limitación al tratamiento, y a la portabilidad de sus datos personales, a la oposición a su tratamiento y, en su caso, a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, dirigiendo un escrito al Delegado de Protección de Datos de la UCLM, a la dirección de contacto arriba indicada, acompañando una copia del DNI o documento equivalente que acredite su identidad.

Asimismo, los intersados tienen derecho a presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, a través de su dirección postal en la calle Jorge Juan nº 6, 28001-Madrid, o a través del siguiente enlace a su sede electrónica.

Suscripción a nuestro boletín

Rellena este formulario para recibir nuestras noticias directamente en tu email.