Skip to content
Cultura y reto demográfico. Un paseo con Unamuno por La Mancha
Publicado por Santiago Arroyo Serrano 
el 4 de agosto de 2023

Por Santiago Arroyo Serrano

Publicado el 01 de agosto de 2023 en el diario Lanza

Todo ello es urgente hacerlo por unanimidad, con un pacto de estado, regional y provincial desde el mundo rural, pues las políticas que se diseñan desde las grandes capitales no son efectivas cuando lo que se trata es de utilizar la cultura como elemento para el desarrollo personal, territorial, social, económico, turístico y es de esos valores de los que nos tenemos que enorgullecer si queremos revitalizar nuestra tierra, nuestro paisaje literario y nuestra historia, en diálogo auténtico con los que han decidido quedarse y los que desearán volver a invertir recursos y revivir nuestros pueblos que aún tienen mucho futuro, que necesitan sellos y avales de la UNESCO, pero también ilusiones y sueños de jóvenes que quieran proyectarse y arraigarse en sus pueblos, porque así el mundo será también algo mejor

Al finalizar la anterior legislatura, el pasado febrero, la Diputación de Ciudad Real anunció la creación de una Cátedra para estudiar científicamente la despoblación. La Junta ya contaba con un Comisionado para el Reto Demográfico dependiente de Vicepresidencia Primera. El nuevo presidente de la Diputación, Miguel Ángel Valverde, ha hecho hincapié en este problema en su investidura, que se intensifica y acelera para un buen número de pueblos de la provincia. El nuevo organigrama de la Diputación de Ciudad Real incorpora el Reto Demográfico como una de las competencias fundamentales de la institución provincial, lo que lo eleva a rango de política fundamental durante los próximos cuatro años. Su responsable será la también alcaldesa de Argamasilla de Alba, Sonia González Martínez, que tiene ante sí un reto inmenso.

Es paradójico que en las ciudades el problema sea que las viviendas son cada vez más costosas y pequeñas como muestran estudios muy recientes y por el contrario, en los pueblos las viviendas, que las hay en cantidad y tamaño, no tengan quien las habite. Mucho tiene que ver la sociedad de consumo y las nuevas formas de relacionarnos y de experimentar el ocio, pero es cuestión además de valores y visiones del mundo, que cambian a gran velocidad.

Miguel de Unamuno, que amaba los paisajes españoles, como otro ilustre manchego, Fray Luis de León, de vez en cuando buscaba la paz en la España rural, publicaba en 1913 su artículo “Por capitales”, donde reflexionaba sobre lo que denominaba “pereza espiritual”, al hablar de las posibilidades de las ciudades en la periferia, señalando que sus viajes “por nuestras capitales” le llenan “de cierto pesar no exento de hondas inquietudes”, porque cuando en aquel tiempo las capitales de provincia eran abandonadas por muchos jóvenes buscando una vida mejor (o diferente) en las grandes ciudades, apunta Unamuno que era habitual escuchar en estos lugares alejados de Madrid ciertas lamentaciones recurrentes: “Esto está muerto; aquí́ a nadie le interesa nada; esto es un desierto; esto es un dolor; aquí́ no se puede vivir; hay que marcharse; aquí́ no hay sino baja politiquilla; aquí nadie lee nada…” y en efecto, muchas de las personas con mayores inquietudes han tenido que salir a desplegarlas y ejercitarse lejos de sus lugares de origen en la periferia de las provincias que lentamente se van despoblando. Sea cual sea la disciplina que atraiga a las personas jóvenes, la diferencia es que antes los pueblos eran una referencia y siempre se volvía, incluso emocionalmente como a la Feria de la criptanense Ana Iris Simón, pero cada hay más idas que venidas de los hermosos y pacíficos pueblos manchegos.

Decía Unamuno que en los “ámbitos tranquilos y soñolientos de provincia, el que no necesitando trabajar demasiado no se da al juego, a la bebida o la lujuria, se da a ver pasar estúpidamente las horas” y continúa exponiendo que “es empresa terrible la de agitar esas ciudades y mantenerlas despiertas”. Imaginamos cuando Unamuno habla de ciudades de provincia las oportunidades eran menores, recogiendo hoy, gracias a la gran cantidad de servicios disponibles incluyendo la Universidad, a muchas personas jóvenes y no tanto que buscan el dinamismo y agilidad de lo urbano frente a la calma y lentitud del mundo rural provincial. Han ido saliendo, como muestran los datos, de esas pequeñas poblaciones en los extremos provinciales o sin posibilidad de crecimiento para formarse y construir su proyecto personal desde la capital.

Muchos los ejemplos hasta la llegada de la Universidad a las provincias, evidencian que, como planteaba ya Unamuno hace más de un siglo, “los que se interesan por esos altísimos intereses, de ordinario emigran y se reúnen en las grandes capitales. Los artistas, literatos, hombres de ciencia, filósofos, etc., se van, aquí́ en España, a Madrid”, hoy incluso van y vienen con los aves. Surge el problema fundamental que también hoy aqueja a la juventud cuando se les pregunta: “los que se quedan en provincias, o por necesidad o por su gusto, suelen verse aislados”, y es frente a esa sensación de aislamiento frente a la que hay que intervenir, a menudo con mejor transporte interprovincial, con mayor formación y con una oferta mayor de oportunidades de cara a que la vida que atraiga a las mentes más inquietas no esté únicamente en un lugar. Para ello es necesaria mucha cultura y educación. No me cansaré de repetirlo con el Rector de Salamanca.
Unamuno destacaba también otro mal grave, “que nuestra vida interprovincial es muy escasa. Casi todos los que trabajamos desparramados por la cultura patria nos comunicamos, cuando lo hacemos, a través del centro”. En nuestra provincia, por poner un ejemplo, ir de Valdepeñas a Tomelloso en transporte público es casi un milagro, y no digamos de Villanueva de los Infantes a Campo de Criptana, por poner solo dos ejemplos. Otro hecho evidente es que es mucho más sencillo viajar de Ciudad Real a Cuenca pasando por Madrid. La falta de comunicaciones nos limita mucho, pues esa vida interprovincial nos enriquecería cuando todas las facilidades son para ir a Madrid o a las capitales de provincia con el consiguiente impacto económico de las localidades más pequeñas, incluso para el turista, donde no hay más que ver el exitoso Tren de los Molinos de Campo de Criptana, que viene lleno cada fin de semana. Unamuno terminaba su artículo defendiendo los valores de las provincias periféricas frente a Madrid, aconsejando a los jóvenes de provincia que “no se dejen ganar por Madrid, y no por aversión a la villa y corte, no, sino porque estoy convencido de que el porvenir cultural de España depende en gran parte de que logremos descentralizar la cultura.”

El alcalde de Tomelloso, Javier Navarro Muelas, ha propuesto convertir Tomelloso en ciudad universitaria, una utopía posible que tiene sus antecedentes en los esfuerzos del ilustre hijo Francisco Martínez Ramírez “el Obrero de Tomelloso”, que ya impulsó con su Círculo Instructivo del Obrero en el actual Casino de Tomelloso. Sin duda, la formación y transferencia de conocimiento a ámbitos como la agricultura, el turismo, la cultura que pongan el foco en la mejora de la calidad de vida son esenciales y es lo que necesitamos, para incrementar la participación social. Si entramos en la dinámica de que no se impulsan iniciativas culturales y sociales porque hay poca población los pueblos acabarán siendo lugares desiertos urbanística y emocionalmente y no me refiero a un concierto o dos al año, se necesitan actividades permanentes para consolidar la población y canalizar sus inquietudes, en los que tal vez la figura de las Universidades Populares tiene que jugar un papel protagonista. Las ciudades cada vez son más tristes y en las zonas no urbanas está por impulsar proyectos viables en materia de empleo, cultura, educación y programas europeos, que valoran mucho las apuestas por el desarrollo rural. Todas las administraciones deben impulsar decididamente la alegría en nuestros pueblos frente a la decadencia material de las ciudades y reflexionar sobre las causas del no retorno de la juventud que sale de los pueblos, el desinterés por el patrimonio y los valores identitarios e históricos. Cada vez hay más viviendas en venta en La Mancha y las que hay son más viajes y la baja demanda se acelera. Otro problema al que prestar atención.

Hay estudios, análisis y grupos de investigación que nos muestran las claves para fortalecer el vínculo con nuestras raíces y lograr la permanencia en las áreas no urbanas, como el trabajo con las familias, la importancia de las nuevas oportunidades de empleo híbrido urbano-rural, los incentivos fiscales puestos ya en marcha y el apoyo a empresas que se instalen en dichos territorios. Todas las soluciones superan la duración de una legislatura, por eso hay que tener altura de miras. Además, la mejora urgente de las telecomunicaciones y medios de transporte, el impulso de la iniciativa privada con estrategias de cooperación desde lo público para no perder el poco patrimonio público y privado que atesoramos, la comunicación de los servicios públicos existentes y el bienestar de nuestros pueblos, potenciando el ocio y las relaciones, dinamizando el entorno y poniendo en el centro la puesta en valor del patrimonio cultural.

Todo ello es urgente hacerlo por unanimidad, con un pacto de estado, regional y provincial desde el mundo rural, pues las políticas que se diseñan desde las grandes capitales no son efectivas cuando lo que se trata es de utilizar la cultura como elemento para el desarrollo personal, territorial, social, económico, turístico y es de esos valores de los que nos tenemos que enorgullecer si queremos revitalizar nuestra tierra, nuestro paisaje literario y nuestra historia, en diálogo auténtico con los que han decidido quedarse y los que desearán volver a invertir recursos y revivir nuestros pueblos que aún tienen mucho futuro, que necesitan sellos y avales de la UNESCO, pero también ilusiones y sueños de jóvenes que quieran proyectarse y arraigarse en sus pueblos, porque así el mundo será también algo mejor.

* Profesor del Departamento de Filosofía, Sociología, Antropología y Estética de la UCLM.

Entradas Recientes

La España de casi siempre (entre la ilusión y el desencanto)

26 de febrero de 2024

La revolución campesina

15 de febrero de 2024

«LA CIENCIA ES LO QUE NOS PERMITE TOMAR LAS MEJORES DECISIONES PARA QUE PODAMOS VIVIR MEJOR»

9 de febrero de 2024

BALANCE Y PERSPECTIVAS DE LA ECONOMÍA ESPAÑOLA (2023-2024)

10 de enero de 2024

BUENOS PROPÓSITOS

10 de enero de 2024

Ciudad Real en los años de progreso. Democracia y Autonomía

27 de diciembre de 2023

LOS ÚLTIMOS AÑOS DE ALBERTO SÁNCHEZ

26 de diciembre de 2023

IMPOTENCIA

15 de diciembre de 2023

CARGOS, ENCARGOS, CARGAS Y DESCARGAS

4 de diciembre de 2023

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cultura y reto demográfico. Un paseo con Unamuno por La Mancha

Los datos de carácter personal obtenidos a través del sitio web www.uclm.es serán tratados conforme al REGLAMENTO (UE) 2016/679 DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 27 de abril de 2016, relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos y por el que se deroga la Directiva 95/46/CE (Reglamento general de protección de datos), a la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales, y al Código de Conducta de Protección de Datos de Carácter Personal de la Universidad de Castilla-La Mancha. Asimismo, se adoptan las medidas de índole técnica y organizativa necesarias para garantizar la seguridad de los datos personales tratados.

 

Responsable del tratamiento

La Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), CIF Q1368009E, en el ámbito de sus competencias, presta el servicio público de la educación superior, mediante la docencia y el estudio, la investigación, la transferencia de conocimiento a la sociedad, la difusión de la cultura y la extensión universitaria.

Para la consecución de estos fines, se necesita obtener de los interesados datos de carácter personal y tratarlos de forma confidencial, quedando incorporados a la actividad de tratamiento de la UCLM que en cada caso corresponda.

Los interesados pueden consultar la relación actualizada de las actividades de tratamiento que la UCLM realiza.

 

Delegado de protección de datos

La UCLM ha nombrado a un delegado para la protección de los datos personales, quien, además de asesorar al responsable del tratamiento, supervisar el cumplimiento de la normativa reguladora de esta materia y ser el punto de contacto con la Agencia Española de Protección de Datos, tiene la función de facilitar a los interesados el ejercicio de los derechos que les asisten. Sus datos de contacto son:

Universidad de Castilla-La Mancha

Campus de Albacete

Plaza de la Universidad nº 2, 02071-Albacete

Correo electrónico: proteccion.datos@uclm.es

 

Finalidad de los tratamientos

La finalidad de los tratamientos de datos personales que realiza la UCLM se pueden consultar en el registro de actividades de tratamiento.

 

Base jurídica de los tratamientos

La UCLM tratará los datos personales para la prestación del servicio público de la educación superior, para la prestación de otros servicios relacionados con este fin y para el cumplimiento de obligaciones legales. Asimismo, podrá tratar datos cuya finalidad requiera el consentimiento informado del interesado, quien habrá de prestarlo mediante una clara acción afirmativa.

Se puede consultar la base jurídica de los tratamientos que realiza la UCLM en el registro de actividades de tratamiento.

 

Conservación de los datos personales

Los datos personales que trata la UCLM se conservarán durante el tiempo necesario para cumplir con la finalidad para la que fueron obtenidos, pudiéndose conservar también para la resolución de las posibles responsabilidades que se pudieran derivar de su tratamiento y con fines de archivo administrativo.

Se puede consultar el plazo de conservación de los datos personales en el registro de actividades de tratamiento.

 

Comunicación de los datos personales

Como regla general, los datos personales no se comunicarán a terceros sin el previo consentimiento de los interesados, salvo que exista una obligación legal y en los supuestos regulados en el artículo 13 del Código de conducta de protección de datos personales en la Universidad de CastillaLa Mancha.

Se puede consultar las comunicaciones de datos personales que realiza la UCLM en el registro de actividades de tratamiento.

 

Procedencia de los datos

Salvo excepciones, los datos personales son facilitados por los propios interesados o sus representantes.

Se puede consultar la procedencia de datos personales que trata la UCLM en el registro de actividades de tratamiento.

 

Derechos de los interesados

Los interesados pueden ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y limitación al tratamiento, y a la portabilidad de sus datos personales, a la oposición a su tratamiento y, en su caso, a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, dirigiendo un escrito al Delegado de Protección de Datos de la UCLM, a la dirección de contacto arriba indicada, acompañando una copia del DNI o documento equivalente que acredite su identidad.

Asimismo, los intersados tienen derecho a presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, a través de su dirección postal en la calle Jorge Juan nº 6, 28001-Madrid, o a través del siguiente enlace a su sede electrónica.

Suscripción a nuestro boletín

Rellena este formulario para recibir nuestras noticias directamente en tu email.